¿Son los jardines verticales la solución para las ciudades?

Publicado el 27 junio 2017
Archivado en General | Comentar este artículo

Todos los que vivís en ciudades sabéis que hay problemas acuciantes que urge resolver, como por ejemplo la contaminación, algo tan real que en Madrid se están llevando a cabo medidas tan serias como la restricción del tráfico.

índice

El calor es otro de los problemas graves, sobre todo en verano y con el cambio climático llamando a las puertas, un cambio que convierte las ciudades en verdaderos infiernos cuando el Sol aprieta.

A estos problemas hay que sumar el del ruido, el impacto visual, y así un largo etc., que podrían estar en vías de resolución gracias  a algo tan simple como aumentar la superficie de árboles y plantas.

Esto es fácil de decir, pero difícil de hacer, puesto que las ciudades más importantes no paran de crecer y no les sobra espacio para crear parques tradicionales, extensiones más o menos importantes en el centro de las ciudades.

¿Cuál es la solución? Parece que la han encontrado en China, uno de los países más contaminados del mundo, y se trata de los jardines verticales, los jardines que usan a los propios edificios como estructura y que en lugar de crecer de manera horizontal lo hacen de manera vertical.

Este tipo de jardines ayudaría en muchos aspectos, comenzando por paliar la burbuja de calor, que se produce cuando el Sol calienta el hormigón de los edificios. Aquí la solución es tan simple como que la vegetación de este tipo de jardines tapa los edificios, de manera que el hormigón no puede absorber calor.

Del mismo modo, las plantas funcionan como un aislante natural, que impiden que penetre el frío , la humedad  y que hacen lo propio con el calor, ahorrando mucho dinero en combustible y evitando emisiones que no hacen más que ensombrecer el cielo de las ciudades, a la vez que mata a sus habitantes.

 

Share

Localismo para cuidar el medio ambiente

Publicado el 19 junio 2017
Archivado en General | Comentar este artículo

Muchas veces pensamos que nosotros, de manera individual, no podemos hacer nada por el medio ambiente, pero lo cierto es que sí podemos hacer mucho y para ello nada mejor que cambiar nuestros hábitos como  consumidores.

o-CESTA-COMIDA-570

Estamos en una época en la que se nos cataloga de “consumidores”, de manera que tenemos un poder enorme ya que podemos cambiar las cosas cambiando la manera en la que consumimos.

Dicho de una manera más clara, para cuidar el medio ambiente la palabra clave es el localismo, el consumo de productos de nuestro entorno, algo que hace mucho por el medio, como vamos a ver.

Así, sólo dejando de ir a los centros comerciales ya estaremos ahorrando una enorme cantidad de energía. La primera energía que ahorramos es la del transporte que usamos, normalmente el coche.  La segunda energía es la del centro comercial, pues estos locales son enormes y consumen cantidades obscenas de energía.

Yendo a la tierra del barrio, a la de toda la vida, ahorramos tiempo y sobre todo dinero, pues a estas tiendas podemos ir andando o con la bici si queremos cargar algo más.

Además, estas tiendas suelen comprar a los productores de la zona, de manera que sus productos no han tenido que cruzar el océano para terminar en sus estanterías, lo que una vez más es ahorro de energía, de combustible.

Por si fuera poco, comprando en este tipo de comercio ayudas  a la economía local. Ayudas a que la tienda de al lado de casa esté abierta, a que el tendero pueda contratar a un estudiante a media jornada cuando tiene más trabajo, a que el comercial de la fábrica del pueblo siga trabajando y a que los repartidores del almacén local sigan teniendo trabajo, o lo que es lo mismo, que el dinero que gastas en lugar de ir a una multinacional se reparte entre la gente de tu entorno, esa que en muchas ocasiones conoces de toda la vida.

¿Practicas ya el localismo?

Share

La tortuga boba amenazada por la actividad humana

Publicado el 13 junio 2017
Archivado en General | Comentar este artículo

¿Queda alguna especie que no esté amenazada por la actividad humana? Creo que son pocas y la tortuga boba, una tortuga marina de la zona mediterránea es otra de las especies que se ha sumado a la lista, en concreto a la de animales en estado vulnerable de conservación.

Caretta

Las amenazas a las que se enfrentan estas tortugas bobas son muchas, siendo la presencia de plásticos la principal, pues las tortugas se quedan atrapadas en ellos o los ingieren, lo que provoca muchas muertes todos los años.

Ya hemos hablado aquí largo y tendido sobre los plásticos, quizá una de las mayores amenazas para el planeta ahora mismo, una amenaza invisible aunque ya hay islas de plásticos kilométricas en algunos mares.

La pesca es otra de las amenazas, ya que las tortugas quedan atrapadas en las redes y cuando los pescadores, con buena voluntad, las devuelven, muchas de ellas sufren cambios bruscos de presión, el mal del buzo, que terminan con ellas.

Los golpes de las embarcaciones, tanto las de pesca como las de recreo, son otro de los problemas a los que se enfrentan estas tortugas, que mueren por los golpes o lo hacen tiempo después por las heridas provocadas por los accidentes.

¿Te parecen pocas amenazas? Pues aún hay más, pues nos falta hablar de la amenaza del turismo, que presiona mucho en las playas, justo donde las tortugas ponen sus huevos, zonas que apenas pueden visitar porque hay turistas a todas horas, algunos de los cuales se dedican a atosigar a las tortugas mientras ponen huevos.

Como podéis ver el catálogo de amenazas es variado y seguro que me he dejado alguna, de manera que si no se actúa con rapidez el futuro de la tortuga boba, como el de muchas especies de nuestro país es más que negro.

Share

El Ministerio para el trasvase Tajo-Segura

Publicado el 12 junio 2017
Archivado en General | Comentar este artículo

Parece que al fin se ha impuesto el sentido común y el gobierno ha decidido parar el trasvase Tajo-Segura, ya que los pantanos tienen menos de 368 hectómetros cúbicos almacenados, el mínimo para que este trasvase de agua entre cuencas se autorice.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

La paralización no estaba nada clara, pues en un principio incluso se contaban los metros de fango como agua, en una maniobra a la que es mejor que no ponga nombre para autorizar la salida del agua.

No hay que ser ningún técnico para saber que el Tajo no da más de sí mientras dure la sequía, algo que es muy fácil de comprobar viendo el estado de los pantanos y el caudal del río, que no se veía con tan poca agua desde hace mucho tiempo.

De hecho, el estado de Tajo es tan lamentable que en algunos tramos se ha inundado de algas, un problema propio de aguas estancadas y no del río más largo de España, que en algunas zonas de Toledo tiene tan poca agua que las algas campan a sus anchas.

La medida de paralización del trasvase no es definitiva, ya que se revisará mes a mes, pero o mucho me equivoco o este verano no habrá trasvase porque no va a llover nada. De hecho, sólo tenemos que ver que aún no hemos llegado al verano de manera oficial y media España está en alerta por temperaturas asfixiantes.

Así, o mucho cambia la situación o Murcia se va a quedar sin esta agua por mucho tiempo, agua que de cualquier manera no se debería mover de los embalses, pues la zona necesita esa agua tanto o más que Murcia.

Estaremos alerta a  lo largo del verano para dar más noticias, aunque como he dicho antes, parece que vamos a vivir un verano muy seco, que no hará más que disminuir la cantidad de agua de Entrepeñas y Buendía.

Share

¿Es tan grave que Trump haya renunciado al Tratado de París?

Publicado el 5 junio 2017
Archivado en General | Comentar este artículo

Donald Trump ha sido protagonista en estos últimos días (¿Cuándo no lo es?) debido a que ha cumplido una de sus promesas electorales, que fue abandonar el Tratado de París, un acuerdo para luchar contra el cambio climático.

donald_trump_pollution-620x412

¿Es tan grave que lo haga? La verdad es que no, pero como siempre, los medios de comunicación de masas no  cuentan la verdad completa, sino sólo aquello que le permite escribir grandes titulares.

Como pasa en estos tratados, lo cierto es que los países firmantes no se comprometen a nada. De este modo, el único que se había “comprometido” a reducir sus emisiones de una forma considerable eran los Estados Unidos.

Pongo comprometido entre comillas, porque el tratado no preveía sanciones a aquellos países que lo incumplan, o lo que es lo mismo, que no sirve para nada. De hecho, no es nada extraordinario el que los países firmantes incumplan los acuerdos.

Además, Trump no podrá abandonar el tratado hasta 2019 y un año después hay elecciones presidenciales, lo que significa que en realidad los Estados Unidos podrían estar fuera un año o menos, pues es posible que Trump no repita como presidente.

Sobre el tratado, podemos deciros que China e India son los otros “grandes” países que lo habían firmado. No han renunciado al tratado, pero como suele pasar con los países “emergentes”, a lo único que se comprometen es a intentar contaminar menos.

Resumiendo, el Tratado de París no sirve para nada, al igual que pasa con todos los tratados y convenciones que se hacen sobre el clima, que al final ponen el foco en los países desarrollados mientras que los emergentes siguen contaminando como si nada.

De este modo el abandono de Trump en realidad no significa nada, más allá de ayudar a los periodistas a llenar las páginas de sus periódicos, por lo que si os preocupa lo que puede pasar de aquí en adelante, podéis estar tranquilos.

Share

¿Y si la solución a la contaminación de los coches está en el gas?

Publicado el 22 mayo 2017
Archivado en General | Comentar este artículo

La contaminación de las ciudades es un problema acuciante. De hecho, en ciudades como Madrid ya se han tenido que activar los protocolos anticontaminación reduciendo la velocidad y prohibiendo el aparcamiento en determinadas zonas.

convertir-glp-1

El problema es tan serio, que el gobierno municipal se plantea tomar medidas drásticas en 2019, llegando incluso a prohibir la circulación por la ciudad a los coches más contaminantes.

Ahora, todo el mundo tiene los ojos puestos en el coche eléctrico, pero lo cierto es que no es una solución a corto plazo, dado lo caro de su adquisición y su poca autonomía, si exceptuamos algunos modelos concretos.

De esta manera, ¿y si la solución estuviese en el gas? Ya hay muchas gasolineras que tienen GLP, sobre todo en grandes ciudades, un combustible mucho menos contaminante que los tradicionales, tanto que puede circular cuando hay restricciones por contaminación.

Lo bueno del GLP es que puede ser una solución inmediata. Por poco más de mil euros, dependiendo del modelo, muchos de los coches actuales se pueden adaptar. Además, el gasto en adaptar el coche se amortiza ya que el GLP es mucho más barato que la gasolina y el diésel.

Por si fuera poco, el cambio no sería nada traumático, ya que los coches que funcionan con GLP llevan un depósito de combustible tradicional, o lo que es lo mismo, que si nos quedamos sin GLP o no encontramos una estación de servicio que lo tenga, podemos poner combustible “normal”.

Parece mentira que los gobiernos que tenemos en las distintas administraciones no se planteen esta solución, que si bien no solucionaría el problema de la contaminación sí que lo mitigaría mientras esperamos que el coche eléctrico se implante de forma mayoritaria, algo que no va a ocurrir a corto plazo, y quizá ni siquiera  a medio plazo a no ser que se solucione de una vez por todas el problema de la autonomía.

Share

Remedios naturales contra el dolor de estómago

Publicado el 20 mayo 2017
Archivado en General | Comentar este artículo

Todos hemos tenido dolores de estómago alguna vez, unos dolores que en muchas ocasiones los médicos tratan con medicinas muy agresivas, que hacen más mal que bien, pues no dejan que el cuerpo expulse “el mal” que lo aqueja, mal que puede venir por un virus, una bacteria o por haber comido más de la cuenta.

images

Este dolor de estómago se puede tratar de manera natural y hay muchos remedios para ello, remedios que en ocasiones solemos tener en la despensa de casa, de forma que ni si quiera hay que salir a la calle a buscarlo.

El remedio por antonomasia es la infusión de manzanilla. Aquí me gustaría aclararos algo y es que la manzanilla en bolsitas no sirve para nada. Si te duele el estómago tendrás que usar la manzanilla natural, la que se venden en bolsas más grandes con sus flores.

Esa manzanilla te va a ayudar mucho y hay que tomarla sin endulzar. No está demasiado buena así, pero si te duele el estómago lo último que necesitas es sobrecargarlo metiendo azúcar.

El plátano es otro remedio natural que yo he probado a veces. Basta con comer un plátano para notar cómo las molestias del estómago desaparecen como por arte de magia. Además, si tienes diarrea o has vomitado, el potasio del plátano te vendrá genial para recuperar las pérdidas de este mineral.

Otro remedio natural es el arroz blanco, que podemos acompañar por pequeños trozos de patata y unos trozos de pescado blanco, más fácil de digerir. Este remedio nos “asienta” el estómago, se digiere fácil y nos alimenta, algo que nos viene muy bien en estos casos.

Si no te apetece comer nada y vomitas toda comida sólida, puedes beberte sólo el agua, lo que se conoce como agua de arroz, ya que también tiene propiedades calmantes.

Share

¿Sabes que hay alimentos naturales que son venenosos?

Publicado el 16 mayo 2017
Archivado en General | Comentar este artículo

Siempre tendemos a pensar que los alimentos naturales, aquellos que han sido procesados, son sanos. Eso es cierto, pero no hay que olvidar que en la naturaleza están los venenos más potentes y que esos alimentos tan sanos pueden ser venenosos en ciertas circunstancias.

índice

Podemos empezar por la patata. Este tubérculo es muy usado en la cocina para hacer todo tipo de platos, pero en ocasiones puede ser venenoso. Seguro que en alguna ocasión habéis visto que las patatas tienen un tono verdoso más o menos intenso.

Es ahí en donde está la solanina, un veneno muy potente, aunque lo cierto es que para que nos afecte tendríamos que comer muchas patatas. De todas maneras, lo mejor que puedes hacer si te encuentras una patata verde es tirarla a la basura, ya que es mejor no ingerir veneno, aunque sea en dosis muy pequeñas.

Las judías son otro de los alimentos que pueden ser venenosos. Este pilar de la dieta mediterránea tiene fitohemaglutinina, una toxina que se da en las judías cuando están crudas.

Por suerte, no creo que a nadie piense en comerse una judía cruda, puesto que ni siquiera mal cocidas son agradables. Aun así, comer judías crudas  te puede provocar gastroenteritis, de manera que lo mejor es hacer un buen guiso, con un poco de chorizo, cebolla, tomate, etc.

Los melocotones, las ciruelas y las cerezas también esconden una sorpresa en su interior, nunca mejor dicho. Sus huesos contienen un derivado del cianuro, de manera que es mejor que nos mantengamos lejos de ellos.

Nadie se come los huesos, pero sí que hay personas que tienen la costumbre de chuparlos, para matar el hambre o por entretenerse. Si conoces a alguien que lo hace lo mejor es que le comentes que lo mejor es que lo deje de hacer. No va a morir por chupar un hueso, pero como ya he dicho  antes, mejor mantenernos alejados de los venenos.

 

Share

La difícil lucha de los ecologistas en zonas con mucho paro

Publicado el 8 mayo 2017
Archivado en General | Comentar este artículo

A raíz de una noticia sobre la lucha de los ecologistas en una ciudad de Túnez, en la que una fábrica de fosfato está destrozando la playa, me ha venido a la mente la complicada lucha que estas personas y asociaciones llevan a cabo en las zonas en las que el paro es alto.

Central-Nuclear-Trillo-Guadalajara_EDIIMA20160505_0826_18

Para ver esto no hay que irse a Túnez, sino que nos podemos quedar en España. Quizá el ejemplo más claro lo tenemos en las poblaciones en las que hay centrales nucleares, poblaciones en las que no hay oposición a estas plantas.

Los ecologistas luchan contra ellas, protestan, advierten del peligro, pero en la zona de influencia de estas centrales la lucha está perdida, pues suelen ser zonas con mucho paro y en las que los vecinos encuentran trabajos muy bien remunerados en estas centrales.

¿Los vecinos de estas plantas no saben que son peligrosas? Claro que lo saben, pero del mismo modo, saben que tienen que sobrevivir, que sus familias necesitan comer todos los meses y que fuera de las centrales no van a encontrar trabajo.

Esto pasa en cualquier zona deprimida y con una planta, fábrica, o centro que contamine mucho, pero que dé abundantes puestos de trabajo en unas comarcas en las que no sobran los lugares para poder trabajar.

De esta manera, en muchos casos se produce una especie de enfrentamiento entre locales y ecologistas, que los segundos tienen perdido de antemano, pues lo más importante para estas personas es dar de comer a sus familias, sin importarles demasiado si la contaminación mata a una determinado planta o hace que un animal se extinga en la zona.

Como crítica a estos ecologistas, podemos decir que en muchas ocasiones (yo diría que la mayoría) abogan por el cierre de estas centrales, fábricas, etc., sin pensar ni un solo momento en qué va a ser de los trabajadores, sin hacer un plan viable, y remarco la palabra viable, para que después del cierre estas personas encuentren un trabajo estable.

Share

¿Se pueden hacer las ciudades más ecológicas con poco dinero?

Publicado el 4 mayo 2017
Archivado en General | Comentar este artículo

Todo el mundo piensa que nuestras ciudades tienen que ser más ecológicas, más sostenibles. El problema es que hacer las ciudades más sostenibles casi siempre cuesta dinero y además no poco, de manera que en algunas se han tenido que endeudar para cambiar el modelo.

Dinamarca

Esto es algo que las ciudades de muchos países no se pueden permitir, puesto que  apenas tienen dinero para mantener los servicios básicos a sus ciudadanos. Eso no significa que no se pueda cambiar el modelo, sino que hay que hacerlo usando el ingenio para gastar poco, algo de lo que deberían aprender muchos de nuestros gobernantes.

Uno de estos casos los vemos en Curitiba una ciudad costera de Brasil cuyas bahías estaban llenas de basura, algo que estaba afectando a los ciudadanos. Había que limpiar, pero las autoridades no tenían dinero para contratar a una empresa especializada.

Por eso, firmaron un pacto con los pescadores, que salían a la bahía a limpiar, quedándose con todo el pescado que cogían. Si no pescaban el ayuntamiento les compraba la basura a un precio bajo, de manera que por poco dinero han limpiado sus bahías y han implicado a los pescadores en la tarea, un gremio muy interesado en tener el mar limpio.

En Túnez el problema era otro. Sus ciudadanos dependían demasiado de las energías fósiles, que además ensucian el aire, así que se propusieron disminuir el consumo en casi un 25%, algo que consiguieron.

¿Cómo lo hicieron? Incentivando las placas solares, el autoconsumo y permitiendo vender los excedentes. ¿Os suena de algo? Esto es justo lo contrario de lo que hacemos en España, con el impuesto al Sol que nos ha llevado a ser el hazmerreír de medio mundo y a recibir serias advertencias de la UE por la política energética en torno a las renovables.

 

Share
Sigue buscando »