La crisis incendia las calles, pero también los bosques

Publicado el 30 junio 2011
Archivado en Tarabelapinta | Salir del comentario

Incendios forestales en Galicia durante la primavera de 2011(EFEVERDE)

Incendios forestales en Galicia durante la primavera de 2011(EFEVERDE)

Presumíamos de que el 2010 había sido el año con menos incendios forestales de toda una década. En los diez primeros meses del año había ardido un 60’8 % menos de terreno que en el mismo período del año anterior, y a su vez un 62’6 % menos que la media de la década. Quizás no debimos relajarnos tanto.

Entre enero y abril de este año, en España ardieron casi 2.000 hectáreas más que en el mismo período de 2010. Más del 69 % de estos incendios tuvieron lugar en Galicia, Asturias, País Vasco, León y Zamora. Repito: esto sucedió en el primer cuatrimestre del año, y fueron 1.500 fuegos más que en el año anterior. Lo peor está por llegar.

La Comunidad de León reducirá, debido a la crisis, los dispositivos de emergencia contraincendios para este año. Serán 303 operarios menos y una notable reducción de material. El presupuesto destinado a ello, que en 2010 era de 82 millones, pasa a ser de 69. En palabras de la vicepresidenta y consejera de Medio Ambiente en funciones, María Jesús Ruiz, “el operativo cuenta con los medios adecuados para dar respuesta a los posibles incendios que se produzcan” y el recorte “no disminuye su eficacia”. La vicepresidenta y consejera, además, recordó que su comunidad es “verde y no amarilla”. Veremos.

En Valencia también sufrirán recortes las brigadas contraincendios, algo que ya ha sido criticado por la oposición. Francesc Signes, diputado socialista en las Corts, señalaba que este año contarán con 32 brigadas y 15 autobombas forestales de refuerzo menos que en 2010. Estas medidas de recorte de la comunidad valenciana afectarán tanto a dispositivos de emergencia como a los de prevención, ya que serán lapidados, del mismo modo, planes como el de selvicultura preventiva. Signes mostraba su preocupación alegando que “nuestros montes se encontrarán en una situación de alta desprotección”.

En Galicia, también la portavoz de Medio Rural del Grupo Parlamentario Socialista, Sonia Verdes, defendió ayer una moción para retomar las políticas de gestión forestal cuando hace escasas semanas que el Comité Integrado de Prevención de Incendios de Galicia presentó su campaña para este verano. Sonia Verdes denunció la falta de preparación para la prevención de incendios del gobierno gallego, que considera “precaria”, haciendo referencia a los incendios ocurridos durante la primavera: ardió cuatro veces más territorio que en 2010, y en su gran mayoría concentrado en la provincia de Ourense.

Sólo en el pasado fin de semana el fuego arrasó cerca de 800 hectáreas en la comunidad gallega. Los incendios se sucedieron a lo largo y ancho del territorio y algunos se reavivan ahora a causa de los fuertes vientos. Han tocado los “catro costados”, según Verdes.

Pero, mientras Galicia entera arde, seguimos a la espera del 1 de julio, día en que iniciará oficialmente el período de Alto Riesgo de Incendios y ampliarán los dispositivos disponibles. Ni siquiera este fin de semana, cuando la amenaza era evidente, los dispositivos, cuyo presupuesto este año se reduce en 22 millones, estaban en alerta: más del 20% de los brigadistas se encontraban el sábado haciendo un examen.

Hay ciertas cosas que ni en la más profunda de las recesiones (económicas o de cualquier otra índole) podemos olvidar, ni siquiera dejar “aparcadas”. Recortar presupuestos en un problema tan serio, que sacude ferozmente a toda la península ibérica cada verano, no es una medida popular, ni consciente, ni coherente. Ni de derechas ni de izquierdas. Y, ante todo, no puede ser, nunca, considerada una medida anticrisis. Es un atentado contra la naturaleza y contra su seguridad, incluso contra la salud pública.

Share

Comentarios

No hay mas respuestas