Recuperar las sobras en Navidad

Publicado el 29 diciembre 2015
Archivado en General | Salir del comentario

La Navidad es la época de consumismo por excelencia. Parece que la Navidad no está completa si no compramos cantidades ingentes de comida, lo que significa que al final siempre sobra una buena cantidad que termina en la basura.

tirar-comida-navidad

Creo que no es demasiado ético tirar comida y además perjudica nuestro bolsillo, por lo que una buena práctica es recuperar las sobras de las cenas y las comidas.

Por ejemplo, esos pocos langostinos o gambas que nos sobran (vale cualquier marisco), los podemos usar al día siguiente para hacer una sopa de marisco riquísima, que además ayudará a que nuestro hígado funcione un poco mejor después de consumir tantas grasas.

Incluso se pueden aprovechar las cabezas (avisad a los comensales de que no las chupen o guardar unas pocas) para hacer un caldo que se puede incorporar a la sopa.

Siguiendo con más tipos de alimentos, algo tan simple como el pan se puede usar al día siguiente. Para que esté bueno lo único que hay que hacer es tostarlo, lo que hace que esté excelente aunque ya esté duro. A ese pan se le puede poner unas gotas de aceite de oliva y un poco de tomate, lo que hace que esté muy bueno.

Con el pan también podemos hacer una sopa castellana, un plato riquísimo sobre todo si hace frío, y que hará que nuestro organismo comience a funcionar de nuevo después de tanto exceso.

Las bebidas también se pueden guardar. Así, si a una botella le queda un poco de vino la podemos dejar apartada para usar ese vino para cocinar, ya que se suelo usar en muchos platos y para realizar salsas.

También suele ocurrir que sobran polvorones o pequeños trozos de turrón. Bien conservados se convierten en una excelente comida energética para cuando estamos haciendo deporte, pues suelen tener una cantidad enorme de glucosa.

 

Share

Comentarios

No hay mas respuestas