El problema de los mosquitos en los vertederos

Publicado el 16 mayo 2016
Archivado en General | Salir del comentario

En la entrada anterior veíamos cómo el cementerio ilegal de neumáticos de Seseña lleva varios días ardiendo, y una de las posibles causas está en los mosquitos.

incendio-sesena_MDSIMA20160513_0066_37

La relación parece forzada, pero hay quien dice que algún vecino, cansado de los mosquitos, haya sido el que ha prendido fuego a los neumáticos.

Para comprender lo que ocurre con los mosquitos y los neumáticos tenemos que añadir el agua de lluvia a la relación. Si piensas en una rueda de coche, te darás cuenta de que la parte donde se aloja el aire es hueca.

En el vertedero, ese hueco se llena de agua cuando llueve, agua que es necesaria para que los mosquitos pongan sus huevos. Si se dan las condiciones climáticas adecuadas, los huevos de los mosquitos eclosionan.

En el vertedero había millones de neumáticos, de manera que era un paraíso para los mosquitos, que tenían un sitio ideal para reproducirse por millones, en un lugar que es un secarral, por lo que no es nada propicio para los mosquitos.

Al parecer, con la llegada del buen tiempo se desataba una especie de infierno para los vecinos, que sufrían las picaduras de millones de estos insectos, que criaban a escasos metros de sus casas.

Puede parecer cómico, pero aquellos que han sufrido a los mosquitos en lugares en los que crían, como por ejemplo las orillas de los ríos, saben que es un problema grave.

De ahí que una de las posibles explicaciones al enorme incendio sea un vecino cansado y que no era consciente de lo que estaba haciendo, aunque yo creo que esa explicación no es la correcta, y que el origen del incendio va más por la parte de ahorrarse la gestión de esos millones de neumáticos abandonados, gestión que no es barata.

Ahora, los vecinos podrán dormir más tranquilos, en cuanto al tema de los mosquitos, aunque quizá pagando un precio muy alto, como hemos visto en el anterior artículo.

 

Share

Comentarios

No hay mas respuestas