Nuevo proceso de la CE abierto para sancionar a España

Publicado el 20 diciembre 2017
Archivado en General | Comentar este artículo

Lo de nuestro país con las construcciones ilegales ya es de traca. Por eso, siempre tienen que venir de Europa a leernos la cartilla, o mejor dicho a leérsela a nuestros gobernantes, que parece que no se paran ante las leyes cuando se trata construir.

RIU-Corralejo-Fuerteventura-WIKIMEDIAANDY-MITCHELL_EDIIMA20150825_0698_18

La CE acaba de abrir un proceso de infracción contra España, otro más, porque a los lumbreras de nuestros gobernantes se les ha ocurrido construir un complejo turístico en Fuerteventura, dentro de una zona protegida por la Red Natura 2000.

En concreto, la construcción es un hotel de lujo de nada más y nada menos que 500.000 metros cuadrados levantados en el municipio de La Oliva, en el cual ha invadido costa virgen, algo que parece que no importó a quien dio el permiso.

Por cierto, el permiso se dio sin presentar la declaración de impacto ambiental, una declaración habría sido negativa dado el lugar donde se ha hecho la construcción.

Para seguir con los despropósitos, los tribunales españoles habían dicho que no se podía construir mediante un fallo, pero la obra siguió, una obra que ahora habrá que demoler previo pago de una multa millonaria a la CE.

¿Imaginas lo que pasaría si comenzases a hacer una obra ilegal en tu casa por pequeña que fuera? ¿Y si siguieses con la obra a pesar de que un tribunal haya dicho que es ilegal?

Te caería encima todo el peso de la ley, del Estado, lo que significa tu ruina económica como mínimo pues no hay nada peor que te persiga el Estado, un Estado que parece que no hace nada cuando son sus integrantes los que incumplen la ley.

Además de la multa, que debería ser escandalosa, se debería actuar contra todos los que hayan tenido algo que ver en la construcción de manera contundente, tanto que al resto se le quiten las ganas de construir en terreno protegido para siempre.

 

Share

Las especies que viven en las ciudades evolucionan de manera distinta

Publicado el 14 diciembre 2017
Archivado en General | Comentar este artículo

Todos los que vivimos en ciudades o acudimos a ellas por diversos motivos nos damos cuenta de que hay animales que ya son típicos de estos entornos urbanos, animales que aprovechan los edificios y la cercanía del hombre para encontrar comida de una forma más sencilla.

índice

Algunos científicos han planteado la hipótesis de que estos animales de ciudad están evolucionando de una forma distinta a la de sus parientes del campo o de la naturaleza y en algunos casos han demostrado que es así.

Uno de los ejemplos lo tenemos en el camachuelo mexicano, un pájaro cuya evolución entre los ejemplares de campo y de ciudad se ha separado, de manera que los pájaros que viven en la ciudad han desarrollado un pico distinto que les sirve para pelar las pipas que los humanos ponen en los comederos.

En España hay otro caso de evolución muy interesante en la ciudad de Oviedo, en concreto entre sus salamandras, que han evolucionado de manera distinta dentro de las diferentes áreas del entorno urbano.

Oviedo es una ciudad milenaria, de forma que los científicos estudiaron las salamandras del centro de la ciudad, la parte vieja, y las que viven en la parte más nueva de la urbe.

Los resultados fueron sorprendentes ya que las salamandras que viven en la zona de la catedral llevan aisladas del resto de la población de salamandras de la ciudad más de un milenio, lo que ha hecho que tengan rasgos distintos.

Como podéis ver, el hombre está influyendo hasta en la evolución de las especies sólo con la construcción de ciudades, una evolución que no está demasiado estudiada pero que es apasionante, pues permite comprender muy bien lo que ya nos dijo Darwin en su día, lo que plasmó en su libro y que tantas bromas despertó en su día, pero que hoy podemos comprobar incluso sin salir de nuestras ciudades.

Share

¿Es la agricultura orgánica tan buena como creemos?

Publicado el 12 diciembre 2017
Archivado en General | Comentar este artículo

La agricultura orgánica  o ecológica está de moda. Produce alimentos más sabrosos, más sanos y de una manera respetuosa para el medio ambiente, pero tiene un problema en el que poca gente piensa.

índice

El problema es su productividad. Ahora mismo la agricultura ecológica es menos productiva que la industrial, alrededor de un 34% de media aunque la cifra depende mucho de los cultivos a los que nos refiramos.

Eso es un problema enorme, uno que hace que la agricultura orgánica no sea tan buena como todos creemos, puesto que una agricultura poco productiva es un gran problema en un mundo en el que la población no para de crecer.

Así, si queremos alimentar a toda la población mundial, o a una buena parte de ella, con este tipo de agricultura no queda más remedio que ampliar la superficie cultivable en la misma proporción en la que la agricultura ecológica es menos productiva.

Traducido esto a palabras más sencillas, quiero decir que si queremos comer alimentos orgánicos los agricultores tendrán que colonizar nuevas tierras, o lo que es lo mismo, quitárselas a la naturaleza.

Nos enfrentamos así ante una enorme deforestación para poder producir alimentos orgánicos, de forma que este tipo de agricultura podría no ser tan beneficiosa para el medio ambiente, pues para poder llevarla a cabo tendríamos que destruir enormes extensiones de naturaleza, de bosques, prados, montes, selvas, etc.

Como podéis ver este tipo de agricultura es beneficiosa, pero lo cierto es que no es la panacea por su baja productividad, que puede impedir alimentar a una población mundial que ya supera de largo los 7.000 millones de personas, población que llegará a los 9.000 millones en 2050 si sigue su progresión actual.

¿Qué opinas sobre este tipo de agricultura? ¿Crees que de verdad es el futuro o que tendremos que plantearnos otras soluciones en un plazo corto de tiempo?

Share

El ayuntamiento de Madrid elabora un plan contra las cotorras

Publicado el 12 diciembre 2017
Archivado en General | Comentar este artículo

Seguro que los que vivís en Madrid conocéis a la cotorra argentina y si no conocéis al pájaro sí que os sonarán sus graznidos, unos chirridos estridentes que en algunas zonas incluso dificultan a los vecinos la tarea de conciliar el sueño.

índice

El ayuntamiento de Madrid cree que ya ha llegado la hora de hacer algo de verdad y por eso ha elaborado un plan para que el número de estas aves baje, ya que se estima que en la capital hay nada más y nada menos que siete mil ejemplares, lo que supone alrededor del 35% de la población española de esta especie invasora.

Se cree que su extensión por la capital comenzó a mediados de los ochenta, cuando varias parejas de estas aves de jaula terminaron quedando en libertad, bien por el descuido de sus dueños o bien porque hartos de los ruidos las soltaron.

Contra todo pronóstico las aves se aclimataron  muy bien a la capital y su número no ha hecho más que crecer desde entonces en Madrid y en toda España, ya que estos animales están extendidos por todas las ciudades españolas.

Además de lo molestos que son sus gritos, las cotorras argentinas son portadoras de varias enfermedades y lo que es peor, debido a su mayor fortaleza han ido desplazando a los gorriones, ave autóctona cuyo número en Madrid ha disminuido en un 15% según las asociaciones conservacionistas.

En la Comunidad las autoridades de medio ambiente han decidido permitir su caza, algo que no se puede hacer en la ciudad por razones obvias de seguridad.

Por el momento el plan no se ha detallado, aunque si vemos el ejemplo de otras ciudades es posible que se empleen métodos de control exhaustivos, como la eliminación de nidos e incluso capturando y matando a las cotorras adultas, aunque habrá que esperar para ver qué dicen los responsables del consistorio de la capital.

Share

La sequía está matando a las abejas

Publicado el 26 noviembre 2017
Archivado en General | Comentar este artículo

En este blog hemos hablado de las abejas en algunas ocasiones, de su importancia. Del mismo modo hemos hablado también de la sequía que estamos padeciendo, dos temas que ahora vamos a tratar puesto que están muy relacionados.

La sequía está matando a las abejas, según reportan en algunas zonas de producción de miel como la provincia de Cádiz, en donde los apicultores ya hablan de un porcentaje de pérdida de colmenas de hasta el 25%, o lo que es lo mismo, que un cuarto de sus abejas han muerto.

La causa es la sequía, ya que según explican los apicultores con las lluvias de otoño salen nuevas flores que ayudan a las abejas a recuperarse del duro verano, unas flores que este año no han salido por la falta de lluvias.

Esto ha hecho que las abejas hayan tenido que consumir sus reservas de miel hasta agotarlas, lo que significa que muchas colmenas han desaparecido y que otras muchas están a punto de hacerlo por la debilidad de las abejas.

Puede que alguno piense que la pérdida de colmenas no es importante y que la noticia se debe a las quejas de los apicultores, pero el que las abejas mueran por la sequía es algo muy a tomar en cuenta.

Dejando a un lado los ingresos de los apicultores, algo importante porque muchas familias dependen de ellos de una u otra forma, lo cierto es que la pérdida de las abejas es una auténtica tragedia medioambiental y algo que debe preocuparnos mucho.

Dependemos de las abejas para subsistir por mucho avance científico que hayamos logrado en el último siglo. Sin abejas no hay polinización y sin ella no hay plantas, lo que significa que no podemos comer vegetales ni alimentar animales con ellos, además de que todo aquel animal que se alimenta de herbívoros puede morir.

Así, éste es otro de los problemas que tenemos que sufrir por una falta de agua que ya es muy preocupante en una buena parte de España.

Share

Se descubre una nueva especie de orangután en Sumatra

Publicado el 23 noviembre 2017
Archivado en General | Comentar este artículo

Parece mentira que en un mundo globalizado en el que apenas queda un palmo de terreno por explorar se pueda encontrar nuevas especies de animales, pero de vez en cuando surge la magia.

Tapanuli-orangutan-1

En este caso se trata de un orangután, una nueva especie de este animal que se ha descubierto en Sumatra y al que han llamado Tapanuli, Pongo tapanuliensis en su nombre científico.

El descubrimiento se hizo en una zona muy remota del distrito de Tapanuli, de ahí su nombre y la población que queda hace que estén en serio peligro de extinción, pues tan sólo hay unos 800 ejemplares dispersos en unos 1.100 kilómetros cuadrados.

Estos orangutanes se avistaron hace ya muchos años. En concreto los científicos los vieron en 1997, pero entonces no se plantearon que fuese una especie nueva y no se llevaron a cabo más estudios.

Estos estudios tuvieron que esperar hasta el año 2013, cuando un cráneo de unos de estos orangutanes cayó en manos de unos científicos, los cuales se dieron cuenta de que era distinto al de todas las especies de orangutanes que se conocían.

Con eso no bastaba, pero los científicos ya estaban sobre la pista y por eso comenzaron un estudio genético, que ha sido el que les ha confirmado las sospechas, que estos orangutanes eran de otra especie.

El estudio del genoma también les ha dado otra información referente a la antigüedad de estos orangutanes, que parece ser la especie más antigua de la zona, además de haber estado aislada del resto de especies de orangutanes por un mínimo de 10.000 años y un máximo de 20.000.

Los ecologistas ya han avisado de que si no se toman medidas serias a muy corto plazo podríamos ver cómo la nueva especie desaparece en unos pocos años, pues están acosados por el hombre en múltiples frentes como la caza, la minería, la explotación de los bosques, etc.

 

Share

Kumagusu Minakata, un ecologista de principios del siglo XX

Publicado el 20 noviembre 2017
Archivado en General | Comentar este artículo

¿Cuándo nace el ecologismo? Si hablamos de España muchos dirán que en los años 70  con Félix Rodríguez de la Fuente, pero antes que él en otras partes del mundo ya había ecologistas en fechas tan tempranas como principios de siglo.

índice

Así, en Japón cuando hablan de ecologismo siempre sale el nombre de Kumagusu Minakata, que dedicó toda su vida a estudiar a defender la naturaleza cuando nadie se había planteado hacerlo.

Kumagusu nace en el siglo XIX y desde muy niño su padre se dio cuenta de que no era un niño como los demás, pues se dedicaba a transcribir libros e incluso se los aprendía de memoria, por lo que lo llevó a la Universidad, una institución donde su pensamiento crítico no gustó y fue expulsado, como lo sería de todos los centros educativos que pisaba.

Su ansia de saber lo llevó a viajar por medio mundo. Estados Unidos, Venezuela, Inglaterra, Jamaica, etc., unos lugares en los que dedicó a estudiar la naturaleza en una época en la que viajar no era fácil ni barato.

Ese viaje lo cambió para siempre y a la vuelta comenzó lo que podemos calificar como labor ecologista, propiamente dicha. Su primera acción fue defender el bosque de la región de Kumano, un bosque en el que pasaba una buena parte de su tiempo recogiendo muestras.

Eso hizo que se estableciese una conexión con ese bosque, una vinculación espiritual que lo llevó a defenderlo con uñas y dientes.

Otra de sus labores como ecologista consistió en defender miles de árboles de los templos sagrados cuando el gobierno de Japón ordenó derruir  una enorme cantidad de tempos para ahorrar dinero. Él encabezó una campaña para que los árboles no fueran talados.

Esta acción tuvo éxito, ya que gracias a él se respetaron bosques enteros y muchos árboles de santuarios, algunos con más de 800 años de edad y que aún se pueden disfrutar en nuestros días.

Share

Problemas que causa la sequía en los que nunca pensarías

Publicado el 14 noviembre 2017
Archivado en General | Comentar este artículo

Cuando hablamos de sequía todos sabemos qué problemas causa: problemas para que los agricultores rieguen, problemas para los ganaderos y en los casos más graves restricciones en el agua potable, o lo que es lo mismo, que llegan los temidos cortes de agua.

Embalse_ECDIMA20171013_0009_21

Sin embargo hay otros problemas que causa la sequía y en los que casi nadie piensa aunque estén ahí.

¿Sabes que la sequía hace que el gasto hospitalario se dispare? ¿Imaginas qué relación puede tener el que no llueva con lo que se gasta en los hospitales?

Seguro que en más de una ocasión has escuchado que hace falta que llueva para que el agua limpie la atmósfera de contaminación. Esto es cierto a medias, ya que la porquería, los contaminantes, que están en el aire son arrastrados por la lluvia y terminan en los cursos de agua.

De todas maneras, lo cierto es que cuando llueve el aire de las ciudades se limpia de contaminantes aunque éstos se vayan a otro lado. Llueve y la contaminación en las ciudades baja, de manera que todo el mundo respira mejor.

¿Y qué pasa si no llueve? Pues pasa que la contaminación se acumula porque no hay manera de limpiarla. Se pueden tomar medidas para que no suba más, como prohibir circular a los coches y obligarlos a hacerlo más despacio, pero no se puede rebajar de manera significativa.

Cuando hay contaminación los ingresos por problemas pulmonares en los hospitales se disparan casi un 50%, ya que la contaminación es una de las peores cosas para aquellas personas que tienen problemas respiratorios.

Ahí es donde está la relación entre la sequía y el gasto hospitalario, puesto que con la sequía hay un 50% más de enfermos pulmonares en nuestras ciudades, unos enfermos que ocupan camas, necesitan atención, medicinas y que hacen que el gasto sanitario suba.

Share

¿Por qué cambian de color las hojas de los árboles en otoño?

Publicado el 10 noviembre 2017
Archivado en General | Comentar este artículo

A poco observador que seas te irás dando cuenta que durante estos días las hojas de los árboles cambian de color, pasando por diversos tonos de marrón que a veces incluso llegan a  ser rojos en algunas árboles.

hojas-otoño-2

Esta cambio de color puede ser espectacular en donde hay muchos árboles y de hecho algunas zonas reciben turismo en estas fechas para admirar las tonalidades de las hojas de los árboles, unas tonalidades que van cambiando casi todos los días.

¿A qué se debe este cambio de color? La respuesta nos la da la ciencia y es sencilla una vez que entendemos algunos conceptos básicos.

El color verde  de las hojas de los árboles se debe a la clorofila, un pigmento del que podemos decir (para no complicar mucho  ni usar términos raros) que ayuda a hacer la fotosíntesis, el mecanismo por el cual el árbol adquiere el alimento que necesita para crecer.

Para que el árbol produzca clorofila hace falta mucha luz solar, una luz que en otoño comienza a disminuir, de forma que la producción de clorofila se para y el color verde de las hojas desaparece.

En su lugar aparece el color amarillo, el marrón o incluso diversos tonos de rojo, unos colores que se debe a los beta-carotenos que hay en las hojas, el mismo beta-caroteno que hace que las zanahorias tengan ese color naranja que todos conocemos.

Los beta-carotenos siempre están en la hoja, pero el color verde los tapa. Así, cuando la clorofila se degrada aparecen los colores “tapados” por la clorofila, unos pigmentos que al final también se degradan hasta que la hoja se vuelve marrón por completo.

Así, si tienes un bosque cerca puedes hacer una salida para comprobar lo que acabas de leer y sobre todo para disfrutar del otoño, una época del año en la que los bosques están espectaculares y hace una temperatura ideal para pasear.

 

Share

¿Por qué no debes reutilizar las botellas de plástico?

Publicado el 31 octubre 2017
Archivado en General | Comentar este artículo

¿Quién no ha rellenado una botella de plástico? Creo que todos lo hemos hecho alguna vez, pues lo cierto es que es muy cómodo usarlas, rellenarlas y tirarlas cuando nos estorben o nos ocupen sitio.

1botellas

Sin embargo, parece que rellenar la botella es un gran error, pues la mayoría de  ellas no se pueden rellenar debido a los compuestos químicos que sueltan, unos compuestos que se acumulan directamente en nuestro organismo.

Para saber si las podemos reutilizar alguna vez o es mejor tirarlas a la basura tras el primer uso hay que darles la vuelta. Si al darles la vuelta, ves que en el culo de la botella hay un 1, un 3 o un 7, hay que tirarla tras vaciarla.

El uno nos indica que la botella es de PET, mientras que el tres y el siete nos indican que es de PVC. Estos compuestos son tóxicos para el organismo si reutilizamos la botella, ya que con los usos  el plástico se degrada y poco a poco lo vamos ingiriendo.

Otra cosa es que en “el culo de la botella” haya un dos, un cuatro o un 5. En ese caso  se puede reutilizar la botella, pero hay que hacer algo que ninguno hacemos cuando las reutilizamos: meterlas en la nevera y lavarlas muy bien antes de rellenarlas.

De todas maneras lo mejor es tirarlas, pues varios estudios científicos han demostrado que son un nido fe bacterias y han hecho un símil un poco asqueroso, puesto que dicen que beber de una botella de plástico reutilizada es como chupar el asiento del wáter.

Parece que nosotros mismos las contaminando cuando chupamos la boca de la botella, cuando las tocamos con las manos sucias y al mantener el agua a temperatura ambiente, fuera de la nevera.

La boquilla, cuya forma roscada no ayuda a la limpieza, es donde se acumulan todas estas bacterias, por lo que si no te queda más remedio que reutilizar estas botellas lo mejor es que siempre uses una pajita para beber.

Share
« volverSigue buscando »